Gibraltar realiza un estudio geotécnico para determinar el riesgo de nuevas caídas de rocas del Peñón