Los Barrios y Castellar procesionaron en un Viernes Santo marcado por el mal tiempo