La UE teme que pueda vivirse un nuevo cierre de la frontera/verja en caso de un brexit duro