La corte gibraltareña condena a ocho meses de prisión a un español por transportar a inmigrantes