Los padres del Virgen de la Esperanza denuncian que el colegio «se ha convertido en un congelador»