Caen las reservas de sangre: Una sola donación puede salvar tres vidas