El Nº 6 argumenta que las declaraciones del GSD sobre el Tratado Fiscal entre Gibraltar y España sobre concesiones son claras mentiras