El partido GSD dice que el Tratado Fiscal entre los Gobierno del Reino Unido y de España es perjudicial para los intereses del Peñón