«No hay concesiones a España en el Tratado Fiscal», según aseguran Bossano y Picardo