Según el Nº 6 la oposición está jugando a la política por un problema serio de la planificación del Brexit