El acceso a la atención médica en el Reino Unido no se vería afectado con un brexit duro