La planta de residuos que gestiona ARCGISA se someterá a mejoras medioambientales