Los austriacos se entrenan en el Manolo Mesa a la espera del duelo contra España