Acerinox afirma que si su fábrica de Palmones estuviese en Francia, ganaría más