Cuatro horas de feria sin música para que todos los niños disfruten