El alcaldable por el PSOE apuesta por un Castellar más industrializado