Maximino Rodríguez Fernández: «Una marca especial»