La estiba negociará sus acuerdos locales bajo un paraguas de «estabilidad jurídica»