La jura más patriótica a bordo del portaaviones Juan Carlos I