Después de lo metido, nada de lo prometido