Acerinox cree que el «alto precio» de la energía eléctrica «pone en riesgo la viabilidad de la industria»