Al próximo rival del Algeciras no se le da bien el Nuevo Mirador