‘El Novio de la Muerte’ da brillantez a La Columna