Un cirio encendido en recuerdo de la pequeña Sara