El debate televisivo nos hace reflexionar: ¿Playa o campo?