Los trabajadores del centro de menores apuestan por Los Canutos