La Fiscalía Antidroga advierte del «efecto embudo»