La pesadilla termina: «Sara ya tiene donante, nos lo acaban de decir»