El Ayuntamiento tarifeño no da entrada a los escritos de Mellaria