Baja el paro, aumenta el optimismo