La OPE espera batir su propio récord