Francisco Ruiz, sin líneas rojas para gobernar en Tarifa