Un nuevo tren se avería y Landaluce lo tilda de «auténtica vergüenza»