La parcela donde aparecieron los caballos muertos es de titularidad municipal