La Junta niega que el incendio en Indorama sea tóxico pero admite que ha sido «difícil» de gestionar