Cepsa invirtió el año pasado más de 42 millones de euros en protección ambiental