La Junta da su respaldo a las grandes industrias a pesar de la pérdida de inversión en Andalucía