Operación Karsana: la presión policial obliga a los ‘narcos’ a buscar nuevas rutas