La carretera desde el cruce de García Bravo hasta el cruce de Ubrique, limpia gracias a un grupo de mujeres