Sebastián Girona: «Antes de cortar, deberíamos contar hasta 20 e incluso 30»