Una muestra para reivindicar la fragilidad humana