El PIVG denuncia un gran vertedero entre el depósito de agua de Guadiaro y el cementerio