«Ha sido un cese maquillado, sin ninguna justificación»