«Esto no lo podemos permitir ni un momento más»