La Junta da la cara ante el Brexit