El gol de Musa sirve para ser colíder