La comarca calienta motores antes de la manifestación por el tren