Preocupación entre las empresas de la estiba por los «polizones» en las terminales portuarias