La Costa del Sol se ofrece como sede temporal para los congresos que pierda Cataluña