Siete u ocho niños heridos en el patio cada día